Abdulwahab obtuvo el diagnóstico positivo para el virus el viernes pasado, al día siguiente de su ingreso en el King’s College Hospital de Londres. El lunes murió y se convirtió en la víctima más joven del virus conocida en el Reino Unido hasta ahora. Su caso se suma al de la chica de 12 años que falleció ayer en Bélgica, la paciente fallecida más joven de toda Europa.

“Tenía dificultades para respirar y fue aceptado en el hospital. A los pocos días, le pusieron un respirador y entró en un coma inducido, pero lamentablemente murió ayer por la mañana. No tenía ninguna otra enfermedad que nosotros supiéramos”, señaló la familia en un comunicado.

La familia de Abdulwahab encendió las alertas de la comunidad médica sobre el impacto del virus en la salud de todas las personas, independientemente de la franja etárea a la que pertenezcan. La doctora Nathalie MacDermott, profesora en el King’s College, explicó al diario The Guardian que este caso “subraya hasta qué punto es importante tomar todas las precauciones posibles para reducir la propagación de la infección»

«Es esencial llevar a cabo investigaciones para determinar porqué suceden algunas muertes fuera de los grupos suceptibles de sucumbir a la infección» como son las personas ancianas o los que tienen problemas de salud preexistentes», añadió.

El Reino Unido registró al momento 381 muertes el martes a causa del nuevo coronavirus, un récord para el país, que ya cuenta 1.789 fallecidos. El Primer Ministro, Boris Johnson, quien evitó tomar medidas hasta último momento, es uno de los 25150 infectados por el covid-19.

El ministro Michael Gove señaló que se trata de una muerte “shockeante, perturbador y conmovedor” y resaltó la importancia de tomar las acciones necesarias. “Nosotros podemos achatar la curva con nuestros actos”, ponderó. El Primer Ministro no hizo declaraciones al respecto.